• 099 682 7023
  • waltermenao@gmail.com

OCURRIÓ HACE 20 AÑOS

Captura de pantalla 2017-08-18 a la(s) 17.29.51

OCURRIÓ HACE 20 AÑOS

 

                

Captura de pantalla 2017-08-18 a la(s) 17.29.51

ESTE COMENTARIO FUE HECHO A TRAVÉS DE CANAL 13 TV HACE APROXIMADAMENTE VEINTE AÑOS ATRÁS .LA ESTACION DE TV YA NO EXISTE MAS, SIN EMBARGO, EL AZOTE DE LA CORRUPCIÓN CAMPEA SEÑORIAL POR TODO EL APARATO ESTATAL Y PRIVADO EN EL ECUADOR 

               ¿ES EL SECTOR PETROLERO EL QUE ESTÁ EN CRISIS? O ¿SON LOS VALORES ETICOS DE TODOS NOSOTROS LOS ECUATORIANOS, LOS QUE, ¿EN ÚLTIMO TÉRMINO,     EXPLICAN Y DETERMINAN LA CORRUPCIÓN?

 

 

 

 

OCURRIÓ HACE 20 AÑOS

 

 

SECTOR PETROLERO: “CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Por: Dr. Walter Mena O.

1997

 

Sin contradecir a García Márquez, el artículo también podría denominarse: Facetas del Desarrollo Sostenible: El Ambiente, la Seguridad y la Salud en la cuerda floja o razones para justificar la Modernización del Sector Petrolero. Sin embargo, más allá del título, lo que nos proponemos hacer es: Comentarios Ecológicos vinculados a las actividades Hidrocarburíferas.

 

Industria. – En 1992 en el Gobierno del Arq. Sixto Duran Ballén, se contrató la ampliación de la Refinería Estatal de Esmeraldas (REE), para aumentar la capacidad de producción de 90.000 bls. a 110.000 bls. diarios. El Gobierno del Ab. Bucaram, se supone que fiscalizó parte del contrato y algo parecido hizo el Dr. Alarcón. Han transcurrido ocho meses del gobierno del Dr. Jamil Mahuad y la obra que se contrató hace nueve años aún no ha sido entregada.

 

El 25-11-97 el diario hoy reporta: “Refinería Grande Casi Inútil91. En la ampliación de la REE, para producir mayor cantidad de combustibles livianos, se invirtieron US$ 170’000.000. La ampliación de la REE, no alcanza los objetivos previstos, en tal virtud hay necesidad de importar crecientes volúmenes de combustible, la cantidad de residuos es enorme y serán destinados a la producción de “Fuel Oil”, producto caro y difícil de comercializar, además excesivamente contaminante.

 

Para rematar, los criterios establecidos por los subcontratistas en materia de seguridad, ambiente y salud, han sido aplicados solamente en forma parcial por los constructores. Este escandaloso error fue la causa del gran incendio producido el 1-10-97 y también de la muerte de tres obreros ecuatorianos durante el proceso de ampliación.

 

Como alternativas de solución se plantean: Un prealivianamiento del crudo en la Amazonía, con participación de capital extranjero o invertir US$ 400 millones adicionales en obras complementarias. Esta cuantiosa inversión permitiría obtener el volumen de combustibles previsto en el contrato de ampliación con la empresa “Técnicas Reunidas”, eliminar el Tetra etilo de Plomo (TEL) como aditivante, mejorar el octanaje de las gasolinas, disminuir el contenido de azufre en el diésel y consecuentemente garantizar como dice la Constitución: “un ambiente sano y libre de contaminación”, para preservar la salud humana y al mismo tiempo, para producir un buen margen de rentabilidad.

 

La pregunta que se impone después de este análisis es: ¿Por qué los ecuatorianos tenemos que pagar US$ 400 millones adicionales para obtener lo que se contrató por US$ 170 millones? La pregunta naturalmente la hacemos a quienes prepararon y suscribieron el contrato de ampliación, como autoridades del Gobierno, así como también a quienes actuaron en calidad de asesores. Sin duda es un excelente trabajo para la Comisión Anticorrupción, la Comisión de Fiscalización del Congreso, la Función Jurisdiccional y la Contraloría.

 

Si PETROECUADOR no tiene los recursos para financiar este tipo de obras, se impone como solución, la participación de la empresa privada y de ese modo el concepto de modernización adquiere actualidad y sentido. Esto lo dijimos hace un año. El 8 de septiembre de 1998. Hoy, en el Gobierno del Dr. Mahuad la REE continúa el viacrucis y todo parece indicar que la única salida a la crítica situación será la participación privada mediante figuras técnico legales como: la sociedad anónima, la asociación, el arrendamiento o la concesión Estas figuras también es posible aplicar en el caso de la Refinería de la Libertad, que actualmente tiene una capacidad de 45.000 barriles diarios.

 

PRODUCCION. _ En 1996, el sector aportó con más del 40 % del Presupuesto general del Estado. Para 1997, este aporte bajó al 35 %, para 1998 al 30 % y para 1999, el aporte al presupuesto no excederá de un 25 % equivalentes en forma estimada a US$ 1.250 millones de dólares y al 5 % del PIB. Producimos 140 millones de barriles anuales, es decir los 30 o 40 millones, del campo Huamayacu últimamente descubiertos en la Amazonía, sólo alcanzan para tres meses de producción.

 

Sin recursos y sin productividad se pretende que PETROECUADOR invierta en operaciones de riesgo, en vez de concesionarlas todas al capital privado. Esto ocurre cuando PETROECUADOR no tiene US$ 100 millones para pagar cuentas atrasadas a sus contratistas locales, nos dice el experto petrolero Manuel Echeverría.

 

OLEODUCTO. _ El 21-03-97 se lee en el periódico Hoy: “La gerencia de oleoducto de PETROECUADOR convoca: a las personas naturales y jurídicas nacionales y extranjeras, a calificarse para ejecutar las siguientes obras en el marco del proyecto de optimización del SOTE: Diseño, construcción e instalación de tanques verticales de 250.000 bls. o más de capacidad para almacenamiento de crudo. Construcción de oleoductos de 16 pulgadas o más (2 tramos de 28 y 72 Km).

 

Desde hace 10 años se discute la conveniencia o no de esta obra. Anualmente se pagan a Colombia por concepto de utilización de oleoducto US$ 20 millones. De haber iniciado la obra con celeridad, ya se habría pagado en su totalidad. En el gobierno de Dr. Alarcón la ampliación con bacheo, es decir, para transportar alternativamente crudos pesados y livianos tenía un costo aproximado de 300 millones de dólares y el nuevo oleoducto para crudos pesados (OCP) 350 millones de dólares.

 

Hoy, según los voceros del gobierno del Dr. Mahuad, el primer proyecto está desechado, sin embargo, se hará una pequeña ampliación cuyo costo será por supuesto muy inferior al estimado en el proyecto original. En cuanto al OCP aspiramos se construya a la brevedad posible porque de eso depende en mucho la inversión extranjera en el sector.

 

Somos respetuosos de las decisiones que tomen las autoridades energéticas sobre el transporte de hidrocarburos. En lo que sí vamos a insistir es, en los cuidados que deben tener en el diseño, construcción y mantenimiento de las obras a fin de evitar catástrofes como las que se produjeron en Esmeraldas por la no aplicación de las normas de protección integral en: salud, seguridad industrial y ambiente (SSA).

 

COMERCIALIZACION. _ El Beaterio o depósito de combustibles en el sur de la capital, es una bomba de tiempo. Catorce cooperativas de vivienda del sector, esperan con desesperación el traslado de las esferas de gas licuado de petróleo (GLP) a un lugar que ofrezca seguridad. Si estalla una de ellas se produciría una bomba de fuego de 490 metros de diámetro; y el resto de los tanques, volarían hasta 900 metros del lugar de la explosión según informes de técnicos de la agencia ambiental de los Estados Unidos (EPA).

 

¿Que hacer en este caso?, no se cumple el cronograma de traslado por negligencia de Petrocomercial? por falta de recursos en PETROECUADOR? Cualquiera que sea la razón la bomba de tiempo es una realidad. Aspiramos que en el gobierno de Dr. Mahuad, este problema tenga la respuesta que corresponde.

 

AMBIENTE. – En 1995 el Gobierno firma un Contrato de Remediación Ambiental con la empresa TEXACO.  Para el 30 de abril de 1997, la TEXACO afirma haber cumplido con el 95% del contrato. El 6 de septiembre de 1997 el jefe de la Unidad de Protección Ambiental de PETROECUADOR Lcdo. Iván Narváez, contradice a TEXACO y agrega que la empresa norteamericana” Quiere meter en el oleoducto, la basura extraída durante el proceso de limpieza”.  Sabemos que el Lcdo. Narváez después de estas declaraciones viajó a Estados Unidos y a su regreso en forma insólita e inexplicable firmó una Acta conjuntamente con la Subsecretaría de Protección Ambiental del Ministerio de Energía, para que esta “basura” sea metida en el oleoducto.

 

Aparte de las consideraciones ambientales, técnicas y éticas que están rodeando la decisión del Lcdo. Narváez, existe otra de carácter práctico, en tanto no se tomó en cuenta el proyecto que obligaba a la empresa TEXACO a montar una planta de asfaltos para procesar el crudo recogido y con el producto asfaltar buena parte de las carreteras amazónicas.

 

Sobre este problema esperamos que el Gobierno del Dr. Mahuad mantenga su posición de

apoyar la causa de los demandantes a fin de que se haga justicia con los damnificados de la TEXACO en la Amazonía ecuatoriana.

 

Al momento de sugerir caminos de solución aparecen diversas propuestas interrelacionadas e interactuantes: en lo político, hacen falta reglas del juego claras y seguridad jurídica para atraer la inversión extranjera. En lo técnico, hace falta capacitación para resolver ágilmente los diversos problemas concretos existentes en la empresa. Finalmente, resulta evidente que los directivos de la protección ambiental adolecen de enormes deficiencias que están conspirando no solamente con la existencia del área ambiental, sino también y más grave aún, con todo el sector petrolero, y esto, las nuevas autoridades con toda su capacidad e idoneidad no pueden permitirlo.

 

Finalmente creemos en el liderazgo del actual Primer Mandatario y estamos seguros que a su tiempo, haciendo acopio de valor y sabiduría sabrá enrumbar por los mejores derroteros la primera empresa del país y conjurar lo que se define como” Crónica de una Muerte Anunciada

 

 

 (CONTINUACION)

JUNIO 1998

 

 

Cuando solamente faltan dos escasos meses, para que termine el Gobierno interino del Dr. Fabián Alarcón, una especie de locura parece haberse apoderado de la empresa más Importante del Ecuador. Alguien con mucho acierto define este panorama como un campo de batalla minado y con fuego cruzado. La consigna es, todos contra todos. Si te libras de una mina, mueres acribillado por una ráfaga o por una bala perdida.

 

En el fondo del conflicto, está el inminente final de la administración Alarcón y, los inmensos intereses vinculados al negocio petrolero. Son de especial relevancia la ampliación u optimización del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), que llegaría a costar aproximadamente 300 millones de dólares y la Facilidad Petrolera que reportaría para el Gobierno 980 millones de dólares más. Las sumas de los dos proyectos totalizan 1280 millones, que exceden en 280 millones el presupuesto consolidado anual de Petroecuador para 1.998.

 

Sin ánimo de contradecir a los señores técnicos de Petroecuador y solo con la intención de introducir elementos de reflexión para encaminar de mejor manera el manejo de estos dos grandes proyectos, decimos lo siguiente:

 

La optimización del SOTE, representa la posibilidad de aumentar en 80.000 barriles diarios el transporte de crudo desde la amazonia a Esmeraldas. Esto significaría que el actual Oleoducto transportarla 410.000 barriles diarios.

 

El 4 de mayo de 1.998 Petroecuador suscribió un convenio con la empresa colombiana de Petróleos (ECOPETROL)1 que le permitirá ampliar el transporte de crudo a través del Oleoducto Colombiano (OTA) en 55.000 barriles diarios. De otra parte, firmó un contrato con Yacimientos Petroleros Federales de Argentina (YPF), para aumentar la capacidad del SOTE en 25.000 barriles diarios. En resumen, los dos contratos con ECOPETROL y YPF, permiten transportar 80.000 barriles diarios, que es el objetivo del SOTE optimizado.

 

Resulta claro, que la actual administración de Petroecuador ha manejado con muchísima capacidad y profesionalismo la empresa. La ampliación de la capacidad del SOTE, mediante inteligentes negociaciones es prueba palpable de ello. Lo que realmente no podemos comprender es la insistencia para que, en forma inmediata, antes de que termine el Gobierno del Dr. Alarcón se inicie la ampliación; y esto se hace en circunstancias que la crisis del transporte virtualmente se ha solucionado a través de la negociación con ECOPETROL y YPF; y el valor del crudo para desgracia de todos los ecuatorianos es menor que el costo de producción. Si señores, estamos produciendo a pérdida y, por tanto, el apuro no se justifica. Más aun, si el proyecto está en manos de nuestras responsables Fuerzas Armadas.

 

En relación a la Facilidad Petrolera, es evidente que el Gobierno necesita urgentemente recursos para financiar el presupuesto y la reconstrucción de la devastación de la Costa producida por el fenómeno del niño y que ha motivado un déficit fiscal que bordea el 6% del PIB; y de lo cual3 sería injusto responsabilizar al Gobierno Interino. Es indudable que se necesita dinero para la reconstrucción y también para pagar los sueldos de los funcionarios públicos. Sabemos en este sentido, de las múltiples gestiones que hace el gobierno ante la Banca y la Cooperación Internacionales, orientadas a solventar la crisis fiscal, y9 sabemos también de los esfuerzos por mejorar la recaudación de los Impuestos y el manejo de las aduanas.

Todo está justificado y es digno de aplauso, lo que resulta inaceptable es el apuro por vender el petróleo adelantado. Se trata de una jugada que linda con el asalto a mano armada y deja atado de pies y manos al próximo gobierno y a la empresa petrolera en soletas, lista para privatizaría al costo que buenamente quieran pagar los vivos criollos y extranjeros. Se me ocurre para Petroecuador el mismo y triste fin de la empresa ASTRA, en la que el gobierno de ese entonces tuvo que ponerle algunos sucres como señuelo a fin de que alguien se interese y la adquiera.

 

¿Por qué tanto apuro con la Facilidad Petrolera2 si la reconstrucción y el déficit fiscal corresponden al próximo gobierno? El Dr. Alarcón más bien debería proponerse hacer un traspaso DECENTE de su administración al nuevo Mandatario; y de paso, contagiaría de ese mismo espíritu a las actuales autoridades energéticas y económicas. INSISTO, dejemos los grandes proyectos para el próximo Gobierno, practiquemos la decencia y evitemos hacernos daño por actuar en forma apurada y poco reflexiva.

 

¿Qué entendemos por un traspaso de gobierno decente?: veamos tres propuestas para explicarlo:

 

1.- El inicio de la fiscalización y si es posible la finalización de la fiscalización a la ampliación de la Refinería Esmeraldas; de tal modo, que el país pueda contar con suficiente cantidad y calidad de combustibles, que evite comprar grandes cantidades en el extranjero en detrimento del crudo de exportación; y por otra parte, produzca suficientes combustibles limpios para hacer honor al texto constitucional que garantiza para todos los ecuatorianos un ambiente sano y libre de contaminación.

 

2.- Que se adelanten y perfeccionen los Contratos de; Participación, Asociación, BOT o JON VENTURE con capital privado a fin de producir más sin dañar los ecosistemas amazónicos. Estableciendo normas de protección integral que precautelen la salud de los trabajadores y comunidades; que usen tecnología de punta para evitar accidentes y enfermedades profesionales.

 

3.- Finalmente, aprobando el esquema Gerencial de Protección Integral, para aumentar la Productividad y disminuir el riesgo para las personas y los ecosistemas.

 

 

 

 

Walter Mena Ordónez

Deja un comentario